Trastorno de pánico o crisis de ansiedad

Crisis de ansiedad y panico

Fuente: Autor | Licencia

La crisis de ansiedad es una experiencia de terror extremo o pánico que preocupa mucho a la víctima. Por lo general sucede en cuestión de segundos y, sobre todo, las primeras veces, la víctima cree que se trata de un ataque al corazón, un ahogamiento repentino o un vértigo que puede hacerle caer al suelo.

Son episodios que, en un primer momento, son inesperados y están asociados a cualquier situación específica. Estos aparecen generalmente de forma aislada y se produce un intenso miedo o malestar acompañado de cuatro o más de los siguientes síntomas. Estos sintomas de ansiedad llegan a su máxima expresión en los primeros 10 minutos:
  • Palpitaciones, sacudidas del corazón o elevación de la frecuencia cardíaca
  • Sudoración
  • Temblores o sacudidas
  • Sensación de ahogo o falta de aliento
  • Opresión o malestar en el pecho
  • Náuseas o molestias abdominales
  • Inestabilidad, mareo o desmayo
  • Sensación de irrealidad o de estar separado de uno mismo (irrealidad)
  • Miedo a perder el control o volverse loco
  • Miedo a morir
  • Sensación de entumecimiento u hormigueo
  • Escalofríos o sofocos

Pueden aparecer en cualquier momento, incluso en la noche mientras se duerme.

Si estas crisis se repiten, puede ocurrir que:

  • Que aumente el temor de tener una nueva crisis por estar bajo de alerta, lo que genera ansiedad antes de que aparezca alguna molestia o situación temida.
  • Progresivamente, la persona tenderá a presentar ansiedad y el miedo de encontrarse en lugares o situaciones donde surja puede ser difícil o incómodo, o donde, en el caso de una crisis de angustia, no se puede tener ayuda.
  • Como resultado de este miedo, la persona evita las situaciones temidas o la soporta con gran ansiedad o necesidad de ser acompañado. Cuando esta condición se produce, se desarrolla un trastorno llamado agorafobia, es decir, los síntomas de ansiedad basado en la creencia de que puede tener consecuencias negativas para la persona: se desmayo, sufrió un ataque al corazón, pensando que está volviendo locos, etc..
La experiencia de una crisis de ansiedad, con o sin agorafobia, es una situación desagradable y este hecho conlleva importantes consecuencias en la vida de las personas que sufren.
Tu vida puede quedar muy restringida ya que evitan, incluyendo actividades normales diarias y a veces, en algunos casos, a no ser capaz de salir de su casa. De lo que se trata es de evitar hacer frente a una situación que causa temor y siempre cuando son acompañados por una persona que merece confianza.

 

 

Intervención terapéutica de las crisis de ansiedad

En este trastorno, más que en cualquier otro, la información es la mejor prevención. Es importante saber lo que es el pánico, ya que puede ser controlado y, de esta manera perder el miedo, es el primer y principal paso para superar el problema.
Los tratamientos psicológicos más eficaces son aquellos que siguen el enfoque conductual cognitivo. Este tratamiento se basa en explicar al paciente diferentes estrategias para ayudar a controlar la crisis de pánico.
Cuando los sintomas de ansiedad evitan que el paciente lleve una vida normal, el tratamiento psicológico debe combinarse con un tratamiento farmacológico.
El tratamiento farmacológico tiene como objetivo aliviar los síntomas, prevenir recaídas y evitar las secuelas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *